Huawei sondea automotrices alemanas para desarrollar vehículos inteligentes

La empresa tecnológica abrió negociaciones con Mercedes-Benz y Audi para llegar a un acuerdo de participación en empresas de software.

La empresa china Huawei Technologies abrió negociaciones con Mercedes Benz y a Audi de Volkswagen para acordar pequeñas participaciones en su empresa de software y componentes para automóviles inteligentes.
El objetivo es ampliar sus asociaciones más allá de las marcas chinas. Huawei, objetivo de sanciones estadounidenses desde 2019, también espera que la presencia de inversores extranjeros ayude a defender el negocio de posibles tensiones geopolíticas adicionales, según una de las fuentes que fue informada sobre el asunto.
El gigante tecnológico chino dijo el mes pasado que escindirá su unidad de negocio Intelligent Automotive Solution (IAS), que busca convertirse en el proveedor dominante de software y componentes para vehículos eléctricos (VE) inteligentes. Según fuentes consultadas, la unidad se valorará entre 28.000 y 35.000 millones de dólares.
Huawei ha mantenido conversaciones preliminares con Mercedes en las últimas semanas, según dos fuentes. Una de las fuentes dijo que se ofreció a la automotriz alemana una participación de entre el 3% y el 5%, con una valoración a negociar.
Pero Mercedes no estaba tan interesada, ya que quiere seguir a cargo de su software para mantener su posicionamiento de marca premium en lugar de externalizarlo a un proveedor, añadió la fuente.
El nivel de interés de Audi en la oferta de Huawei no pudo determinarse inmediatamente. Sin embargo, dos de las fuentes dijeron que Audi y Huawei están planeando una asociación para desarrollar tecnologías de conducción autónoma para Audi. Esas tecnologías se utilizarían en vehículos para el mercado chino a partir de 2025 y las producirá la empresa conjunta del fabricante alemán con FAW Group.
Las fuentes declinaron ser identificadas, ya que las conversaciones eran confidenciales.
Mercedes se negó a comentar lo que calificó de especulación. Audi declinó hacer comentarios. Huawei no respondió a una solicitud de comentarios.
La decisión de Huawei se produce en momentos en que las automotrices globales en China buscan asociarse cada vez más con empresas locales, que han tomado la delantera en el desarrollo de características de gama alta para los consumidores chinos conocedores de la tecnología.

LEER TAMBIÉN |  Fastback Abarth, el SUV deportivo que se conoció en Brasil