El Gobierno acordó con automotrices programa de Precios Justos

Un modelo por marca mantendrá los valores de lista hasta el 31 de octubre. Se sumaron terminales que no aplicaron aumentos de septiembre.

Para contener inflación

El Gobierno incorporó a las terminales automotrices en el programa Precios Justos, con un modelo por empresa que mantendrá su precio congelado por 60 días.
Algunos son versiones de entrada las de pick ups Ford Ranger, Renault Alaskan y Nissan Frontier, y una versión del Toyota Yaris. También aparecen modelos como la Chevrolet Montana, el Volkswagen Polo Track. Se espera también que se agregen Peugeot Partner y Citroên Berlingo.
En cambio, para los demás modelos ya están llegando las nuevas listas de precios a las concesionarias, con incrementos que oscilan entre 6 y 20 por ciento.
Los incrementos, en promedio, podrían estar más cercanos al 15 por ciento que al 20 por ciento, según concesionarios.
La mayoría de las empresas ya habían aplicado durante agosto dos incrementos, uno a comienzos de mes y otro tras la devaluación post PASO.
De modo que muchos de los aumentos de este mes no van más allá del 6 o 7 por ciento.
Las que tendrán un incremento más generalizado son aquellas que no subían sus precios desde comienzos de agosto, con subas de alrededor de 15 por ciento.
Y sólo en algún modelo puntual la suba va a llegar al 20 por ciento.
Esa suba quedó amparada por el nuevo marco de precios que habilitó el Gobierno a través de la Administración Federal de Ingresos Pùblicos, que actualizó en 7,3 millones de pesos el precio mayorista a partir del cual los vehículos pasan a tributar impuestos internos.
Ese precio, una vez aplicado los distintos márgenes comerciales, se traduce en un precio al público de entre 10,3 y 10,5 millones de pesos.
Hasta el lunes, ese tope estaba en $8,4 millones. Por arriba de esos 10,5 millones de pesos, los autos y SUV s cero kilómetro (no así las pick ups, que están exentas) pagan una alícuota extra de 20 por ciento que encarece en total 25% el precio final de la unidad.
Hasta este martes, muchos modelos medianos y medianos-chicos, incluidos los de fabricación nacional más vendidos, estaban «topeados» por debajo de los $8,4 millones para no quedar fuera del mercado.
La actualización de los valores a partir del cual el organismo recaudador cobra esa alícuota viene siendo trimestral. La AFIP utilizó para su actualización la inflación mayorista de abril, mayo y junio. Quedó desfasada.

LEER TAMBIÉN |  Ferrari presentó oficialmente el Purosangue