Stellantis fabricará en El Palomar el nuevo Peugeot 2008: invertirá u$s270 millones

El modelo producido en la planta de El Palomar será lanzado en el segundo semestre. El desembolso se suma a los u$s320 que se habían destinado a la llegada del 208.

El Grupo Stellantis anunció una inversión de u$s270 millones para comenzar a fabricar en la planta de El Palomar, provincia de Buenos Aires, el nuevo Peugeot 2008, modelo que será lanzado en el segundo semestre. Asimismo, ante un reducido grupo de medios (entre ellos Ámbito), Emanuele Capellano, presidente de Stellantis Sudamérica, a través de una videoconferencia desde Brasil comunicó que la compañía desembolsará otros u$s400 millones para el periodo 2025-2030. Será para un nuevo modelo del que no dio pistas, pero que sería de un “nuevo segmento” que actualmente Stellantis no fabrica en el país.

En la presentación también estuvo presente Martín Zuppi, director general de Stallantis Argentina, quien se mostró optimista con una recuperación de la demanda para el segundo semestre, pero al mismo tiempo pidió cambios impositivos a la producción para que las fábricas argentinas sean más competitivas en el mercado exterior.

LEER TAMBIÉN |  Oficial: el Gobierno derogó la cédula azul

Los u$s270 millones complementan los u$s320 millones que Stellantis ya invirtió para la producción del 208. Aunque no se dieron mayores detalles de configuración, la adaptación de la plataforma CMP permitiría que el SUV, el primero que fabricará el grupo en la Argentina, pueda equipar motorización híbrida o incluso 100% eléctrica.

Vale destacar que a la planta de El Palomar, que además de 2008 y 208 produce a Peugeot Partner y Citroën Berlingo, Stellantis suma la terminal de Ferreyra, Córdoba, dedicada actualmente de forma exclusiva a fabricar el Fiat Cronos. A esta última podría ir destinada la segunda inversión de u$s 400 millones, parte del plan estratégico Next Level, que incluirá desembolsos de u$s6.000 millones para Sudamérica.

“Next Level representa un nuevo círculo virtuoso, que iniciamos en la región luego del anuncio de nuestras inversiones récord. Consolidaremos el liderazgo y ampliaremos los negocios, con el lanzamiento de nuevos productos, inversiones dirigidas a todos los polos productivos de Stellantis en la región, la adquisición de nuevas empresas, entre otras acciones previstas en cada uno de los pilares estratégicos”, detalló Cappellano, presidente de Stellantis Sudamérica.

LEER TAMBIÉN |  Milei se reunirá con el dueño de Tesla en Estados Unidos

Los pilares del plan incluyen una “aceleración del negocio”, que en plano local incluirá unos ocho lanzamientos en el año (ya fueron presentados la pick up Rampage y el Pulse Abarth), así como ejes ligados a la experiencia de cliente, descarbonización de la operación, sustentabilidad financiera y atracción de talentos.

Cappellano asimismo destacó la reciente inversión de u$s100 millones en 360Energy Solar SA, empresa argentina de energías renovables con parques solares en San Juan, Catamarca y La Rioja para abastecer a las plantas.

Si bien el directivo no comentó el mix destinado al mercado local y a exportaciones, dijo que “Brasil está creciendo un 8%, no hay problemas de demanda” para los autos fabricados en la Argentina. Expresó, además que nuestro país tiene “capacidad para retomar los ciclos de crecimiento” y que en ese sentido es para Stellantis importante “invertir en el país cuando existe potencial” para “sustentar el crecimiento y el liderazgo de las marcas”. También se refirió a los intentos de Javier Milei por “estabilizar” la economía en un “momento complejo”. No obstante, reclamó “previsibilidad industrial”.

LEER TAMBIÉN |  La primera Tesla Cybertruck salió de línea de producción

Por su parte, Zuppi, el número uno de la filial local de Stellantis, expresó que desde la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) transmitieron al gobierno la necesidad de bajar la carga impositiva a la producción. “México exporta 0% de impuestos, Brasil un 7% y Argentina un 22%”, señaló.

También sostuvo que esperan que el mercado interno comience a reactivarse en el segundo semestre, aunque dependerá de “una recuperación del salario, de una rebaja impositiva y de una mayor oferta de créditos”.