Volkswagen Polo Highline 170 TSI Tiptronic: un salto de calidad en la gama

Se trata de una versión que ofrece mayor equipamiento y rendimiento dentro de la gama. Se destaca su mejor acabado y los pequeños detalles.

El Volkswagen Polo Highline 170 TSI Tiptronic se presenta como una opción de mayor equipamiento y rendimiento dentro de la familia, posicionándose por encima de la versión Track. Este modelo, fabricado en Brasil, incorpora un motor turbo de tres cilindros, mejoras estéticas y un nivel de equipamiento superior.

El Polo Highline se distingue por su acabado más refinado en comparación con el Polo Track. Mientras que la versión más básica presenta varios elementos en plástico negro, el Highline ofrece detalles en color carrocería y cromados que le otorgan un aspecto más elegante y sofisticado. Las luces LED, la parrilla cromada y las llantas de aleación bitono de 16 pulgadas son algunos de los elementos que destacan en su diseño exterior.

El interior refleja un cuidado especial en la calidad de los materiales y en el diseño. Aunque predominan los plásticos rígidos, se han incorporado detalles acolchados en los apoyabrazos de las puertas delanteras y un acabado que simula fibra de carbono en algunas superficies. El volante de buen grip, tapizado en cuero ecológico, y la palanca de cambios también recubierta de cuero, realzan la percepción de calidad.

LEER TAMBIÉN |  El Fiat Cronos 1.3 CVT: un líder en el mercado por su versatilidad

El Volkswagen Polo Highline incluye el sistema de infoentretenimiento VW Play, conocido por su interfaz intuitiva y rápida, compatible con smartphones tanto de Apple como Android de manera inalámbrica.

Además, cuenta con una pantalla digital configurable (Active Info Display) que proporciona información clara y personalizable para el conductor. Este equipamiento se complementa con una cámara de retroceso, climatizador automático capacitivo y múltiples puertos USB tipo C.

El Polo Highline está equipado con un motor turbo de 1.0 litros y tres cilindros, que entrega 101 caballos de fuerza y un torque de 170 Nm a 1750 rpm. Esta configuración se asocia con una caja automática Tiptronic de seis velocidades, conocida por su suavidad y eficiencia.

El conjunto motor-caja permite una conducción ágil y económica en la ciudad, sin sacrificar el rendimiento en rutas más largas, donde muestra un comportamiento dinámico sólido y previsible.

En términos de seguridad, ofrece control de tracción y estabilidad, ganchos ISOFIX para sillas infantiles, sensores de presión de neumáticos y cuatro airbags, un punto en el cual para muchos especialistas se queda corto. Adicionalmente, dispone de alerta de cansancio del conductor, un sistema útil para largos viajes.

LEER TAMBIÉN |  Porsche Mission X: su nuevo hypercar 100% eléctrico

El Volkswagen Polo Highline 170 TSI Tiptronic se posiciona como una opción interesante para quienes buscan un auto compacto con un buen balance entre confort, tecnología y rendimiento. Sus mejoras respecto a la versión Track, tanto en el diseño exterior como en el equipamiento interior, junto con su eficiente motorización, lo hacen una alternativa atractiva en el segmento B.